Otras miradas al pasado

Otras miradas al pasado

Arqueología feminista,
historia inclusiva

Arqueología feminista, historia inclusiva

La arqueología feminista comienza a desarrollarse a partir de finales del siglo XX, coincidiendo tanto con la llamada segunda ola del feminismo como con el creciente acceso de mujeres a la profesión. Desde entonces ha denunciado el persistente androcentrismo que domina el relato, académico y popular, sobre el pasado lejano de la humanidad.

Además, la arqueología, como la historia, ha tendido a ocultar el valor histórico de las condiciones y los mecanismos cotidianos que hacen posible la continuidad y el cambio en los grupos humanos, reduciendo la agencia humana a los términos del poder masculino que rige nuestro presente. La arqueología y la historia feministas fijan su mirada en esta dinámica fundamental de las comunidades humanas en la que todas las personas son protagonistas.

El conocimiento situado

Desde los años 70, el feminismo ha reflexionado extensamente sobre las cuestiones epistemológicas – cómo se investiga-. Una parte importante de estos enfoques se fundamenta en el llamado “conocimiento situado” propuesto por Donna Haraway. Con ello se refiere a la perspectiva específica de las mujeres a la hora de construir conocimiento y hacer ciencia.

El poder de la ciencia

A pesar del carácter fragmentario de los hallazgos arqueológicos y de los textos antiguos, la ciencia es una gran aliada de la investigación feminista. La sofisticación y precisión de los métodos analíticos actuales, permite adentrarnos en las biografías y formas de vida de todas y cada una de las personas del pasado y deconstruir algunos de los estereotipos de las interpretaciones históricas, como la supuesta inmovilidad y pasividad femeninas en contraposición a la movilidad y la agencia masculinas.

Dentadura de mujer con restos de lapislázuli

Este rico pigmento azul estaba atrapado dentro del sarro dental de un diente central en esta mandíbula inferior de una mujer europea que murió en algún momento entre 997 y 1162

Dentadura de mujer con restos de lapislázuli

Edad Media. Siglos X – XI
¿Qué hace un lapislázuli en esta dentadura?
Saber más

Poniendo nombre a las experiencias femeninas

Las experiencias históricas humanas son múltiples y diversas. Algunas de ellas son específicamente femeninas tanto por sus características biológicas (embarazo, parto, sexualidad), como por la atribución que se ha hecho de algunas de ellas a las mujeres.
Por ello, la investigación feminista en arqueología e historia tiene como objetivo poner de relieve estas acciones y vivencias para incorporar la diversidad de experiencias humanas como el entramado que explica las historias de las sociedades.

Paloma González Marcén “Actividades de mantenimiento”

Una de estas actividades transversales que se asocian a las experiencias femeninas y su papel central en la sociedad son las tareas y las tecnologías relacionadas con el lavado de la ropa. Las orillas de los ríos o los lavaderos han sido siempre espacios de mujeres y lugares micropolíticos estratégicos para facilitar la comunicación intracomunitaria y la mediación en conflictos y pactos.

 El gran día de lavado delante de la ciudad

Manual de Alquimia «Splendor Solis», Nürnberg.

1582

Pintura Daniel Ridgway Knight

Mujeres lavando ropa en el río.

1898

Mujeres en un lavadero público

Provincia de Guangxi (China).

2005

De tal suerte transfigurada, dijo Atenea, la de ojos de lechuza: ¡Nausícaa! ¿Por qué tu madre te parió tan despreocupada? Tienes descuidadas las espléndidas vestiduras y está cercano tu casamiento en el cual has de llevar lindas ropas, dando parte también a los que te conduzcan; que así se consigue gran fama entre los hombres y se huelgan el padre y la venerable madre. Vayamos, pues, a lavar tan luego como despunte la aurora, y te acompañaré y ayudaré para que en seguida lo tengas aparejado todo.

Homero, Odisea VI

«Siempre son monjes, monjes, monjes».

Pues parece que parte de ese trabajo fue realizado por mujeres, iluminadoras laicas como las citadas por Christine de Pizan en su libro La ciudad de las damas. Algunas tenían habilidades excepcionales, eran muy respetadas e incluso se les confiaban los pigmentos más caros, los destinados a los mejores artistas del siglo XI.
1415

Excavación de dos estructuras de combustión del nivel XIII. Cova del Bolomor

Paleolítico medio

La excavación minuciosa del hogar y el estudio en el laboratorio de los restos de carbones, cenizas, piedras y tierra quemadas o restos de animales y plantas darán información sobre para qué se usó, cómo, cuántas veces y a qué temperatura llegó.